Livres en langue étrangère (VO)

  • Sherlock Holmes es el famosísimo investigador, cerebral por excelencia, frío, ingenioso, irónico, intelectualmente inquieto y siempre acompañado fielmente por su amigo y cronista, el Dr. Watson, creado por Sir Arthur Conan Doyle en 1887. Sir Arthur nació en 1859 y estudió medicina, carrera que abandonó para dedicarse a la literatura, cosechando éxito y reconocimiento, pese a que en toda su vida no ganó ningún premio. Paradimage nos ofrece en su colección "Novelas de Cine", doce misterios brillantemente resueltos por el más cinematográfico de los investigadores privados.

  • La Guerra de los Mundos es una de las obras maestras de Herbert George Wells. Publicada en 1898, constituye la primera descripción conocida de una invasión alienígena. Está narrada en primera persona, con una prosa muy dinámica y visual, lo que la ha convertido en objeto de numerosas adaptaciones al cine, televisión, programas de radio, cómics, etc.

    Ha sido llevada al cine dos veces: en 1953, por Byron Haskin, donde ganó un Oscar a los efectos especiales y más recientemente, en 2005, por Steven Spielberg. También fue mundialmente famosa la adaptación a la radio que hiciese en 1938 Orson Welles para la CBS, que provocó el pánico entre sus radioyentes.
    Esta edición es el relato original como lo escribió Wells, con todo el sabor de la pluma de uno de los padres de la ciencia-ficción.




  • Publicada en 1895 y fruto de la imaginación de Wells, uno de los padres de la ciencia ficción, "La Máquina del Tiempo" nos cuenta las aventuras de un científico que logra descubrir las claves de la cuarta dimensión del espacio (el tiempo, como formalizase para la física Einstein "sólo" 20 años más tarde) y que construye un artefacto que le permite viajar a través del mismo físicamente.


    La novela mezcla aventuras con doctrina social y política, sin entrar en paradojas temporales y es quizá la novela que dio comienzo a la temática de los viajes a través del tiempo. Fue llevada al cine en 1960 y posteriormente en 2002, adaptada esta vez por Simon Wells, descendiente del escritor.

empty